LA REALIDAD OCULTA

TE INVITAMOS A VIAJAR CON NOSOTROS A TRAVÉS DE LA LÍNEA DIVISORIA QUE
SEPARA LA REALIDAD DE LA FANTASÍA.
José María Ibáñez.

viernes, 20 de julio de 2012

JUAN DE JERUSALÉN: EL PROFETA TEMPLARIO

JOSÉ MARÍA IBÁÑEZ


"Veo y conozco. Mis ojos descubren en el cielo lo que será y atravieso el tiempo de un solo paso. Una mano me guía hacia lo que ni veis ni conocéis... Veo y conozco lo que será. Soy el escriba".
JUAN DE JERUSALÉN

Muy poco nos cuenta la historia de este enigmático personaje. Sabemos que nació en las cercanías de la población de Vézelay, en la región francesa de la Borgoña, en 1042 y falleció en el año 1119 a los 77 años de edad. Juan de Jerusalén, también conocido como Jean de Vézelay, iniciado en las artes astrológicas, alquímicas y esotéricas, sobre el año 1099, durante su estancia en Jerusalén, mantuvo constantes encuentros secretos con grandes ocultistas e iniciados, místicos y cabalistas; tanto hebreos como musulmanes.
(Foto: agente2012.blogspot.com)

Más tarde formó parte de los nueve caballeros franceses que, en 1118, fundaron la Orden del Temple. Antes, en los albores del año 1110, escribiría unos manuscritos repletos de alusiones con tintes proféticos. Incluso, se plantea la posibilidad de que el conocido médico, astrólogo y profeta, también de origen francés, Michel de Notre-Dame (Nostradamus), se inspirara en los textos del templario para desarrollar sus famosas centurias.

PROTOCOLO SECRETO
Los escritos proféticos de Juan de Jerusalén fueron realizados a principios del año 1110. Durante más de ochocientos años el manuscrito fue salvaguardado a través de distintos círculos herméticos; donde era conocido como "Protocolo Secreto"

En el año 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, el manuscrito fue localizado en una sinagoga de la ciudad polaca de Varsovia por miembros de la SS nazi. Con la entrada de las fuerzas soviéticas a la ciudad de Berlín, al parecer, el manuscrito fue hallado en el búnker de Hitler; e inmediatamente puesto a buen recaudo.

Años más tarde fueron localizados por el profesor Galvieski en los archivos secretos de la KGB quién, en el año 1994 los publica a través de una editorial francesa. Las investigaciones del profesor, le han llevado a la conclusión de la existencia de siete ejemplares del manuscrito. Tres le fueron entregados a Bernardo de Claraval a través del Gran Maestre de los templarios. De los cuatro restantes, hipotéticamente, uno estaría en los archivos secretos vaticanos; otro en la abadía de Vézelay, de donde desapareció durante el proceso contra los templarios; otro en poder de Nostradamus y, finalmente, cabe la posibilidad de que actualmente exista uno en alguno de los veinte monasterios ortodoxos que circundan el Monte Athos, en Grecia.

ESCRITOS PROFÉTICOS
En un manuscrito del siglo XV hallado en el monasterio de la Trinidad y San Sergio, en Zagorsk: setenta kilómetros al norte de Moscú, se define a Juan de Jerusalén como: "Prudente entre los prudentes, santo entre los santos, alguien que sabía leer y escuchar el cielo".

Juan de Jerusalén nos legó sus claves proféticas, sin duda, sobre los acontecimientos que tendrían lugar a finales del segundo milenio y durante el transcurso del tercero... Todas las profecías comienzan con la misma frase: "Cuando empiece el año mil que sigue al año mil..."

Estas son algunas de ellas que, como se puede comprobar, resultan fáciles de interpretar.

Cuando empiece el año 1000 que sigue al año 1000...
"El hambre oprime el vientre de tantos hombres y el frío aterirá tantas manos, que estos querrán ver otro mundo. Y vendrán mercaderes de ilusiones que ofrecerán el veneno...
Pero este destruirá los cuerpos y pudrirá las almas; y aquellos que hayan mezclado el veneno con su sangre serán como bestias salvajes caídas en una trampa, y matarán, y violarán, y despojarán, y robarán; y la vida será un Apocalipsis cotidiano".

Cuando empiece el año 1000 que sigue al año 1000...
"Los hombres ya no confiarán en la ley de Dios, sino que querrán guiar su vida como a una montura; querrán elegir a los hijos en el vientre de sus mujeres y matarán a aquellos que no deseen. Pero ¿qué será de estos hombres que se creen Dios?"
(Foto: solitariogeorge.com)

Cuando empiece el año 1000 que sigue al año 1000...
"El hombre habrá cambiado la faz de la Tierra; se proclamará el señor y soberano de los bosques y las manadas. Habrá surcado el Sol y el cielo y trazado caminos en los ríos y los mares. Pero la Tierra estará desnuda y será estéril. El aire quemará y el agua será fétida. La vida se marchitará porque el hombre agotará las riquezas del mundo".

Cuando empiece el año 1000 que sigue al año 1000...
"La sangre se hará impura; el mal se extenderá de lecho en lecho, el cuerpo acogerá todas las podredumbres de la Tierra, los rostros serán consumidos, los miembros descarnados... el amor será una peligrosa amenaza para aquellos que se conozcan solo por la carne..."

Cuando empiece el año 1000 que sigue al año 1000...
"Las enfermedades del agua, del cielo y de la Tierra atacarán al hombre y le amenazarán; querrá hacer renacer lo que ha destruido y proteger su entorno; tendrá miedo de los días futuros. Pero será demasiado tarde; el desierto devorará la Tierra y el agua será cada vez más profunda, y en algunos días se desbordará, llevándose todo por delante como en un diluvio, y el día siguiente la tierra carecerá de ella y el aire consumirá los cuerpos de los más débiles".

Cuando empiece al año 1000 que sigue al año 1000...
"Todos sabrán lo que ocurre en todos los lugares de la Tierra; se verá al niño cuyos huesos están marcados en la piel y al que tiene los ojos cubiertos de moscas y al que se da caza como las ratas. Pero el hombre que lo vea volverá la cabeza, pues no se preocupará sino de si mismo; dará un puñado de granos como limosna, mientras él dormirá sobre sacos llenos. Y lo que dé con una mano lo recogerá con la otra".

Veo y conozco...

LA ABADÍA DE VÉZELAY
Abadía de Vézelay
(Foto: touristeye.es)
La población de Vézelay está enclavada en la región de la Borgoña; a doscientos veintiún kilómetros de París. Esta pequeña ciudad que, según el censo del año 1999, contaba con cuatrocientos noventa y dos habitantes, debe su origen a una abadía Benedictina donde, al parecer, se conservan los restos de María Magdalena. En dicha abadía, en el año 1096, Godofredo de Bouillón dio comienzo a la Primera Cruzada. Cincuenta años más tarde (1146), desde el mismo lugar, Bernardo de Claraval, anuncia el comienzo de la Segunda Cruzada.

En 1840, los trabajos de restauración de la abadía son efectuados por Viollet-le-Duc; amigo y confidente del alquimista que maniobró bajo el seudónimo de Fulcanelli. También, como hecho curioso a destacar, Vézelay es el primer lugar de Francia donde se instauró el culto a María Magdalena.



3 comentarios:

  1. excelente material gracias por la luz sobre este enigmático personaje que es JUAN de JERUSALEM ...un fuerte abrazo mas dos

    ResponderEliminar