LA REALIDAD OCULTA

TE INVITAMOS A VIAJAR CON NOSOTROS A TRAVÉS DE LA LÍNEA DIVISORIA QUE
SEPARA LA REALIDAD DE LA FANTASÍA.
José María Ibáñez.

viernes, 15 de abril de 2011

LA MALDICION DEL PALACIO CA´ DARIO

JOSÉ MARÍA IBÁÑEZ

Venecia es una ciudad enigmática. Deambular por los canales y recorrer sus oscuras y misteriosas callejuelas, equivale a realizar un apasionante viaje a través del tiempo hacía un pasado histórico irrepetible. Las fachadas de los majestuosos y deslumbrantes palacios, donde innumerables leyendas han quedado para siempre adheridas a sus desvencijadas paredes, han ejercido, durante siglos, como testigos silenciosos de los sucesos y acontecimientos más increíbles de la historia. En el interior de sus tenebrosos edificios, algunos cerrados y abandonados por sus altos costes de rehabilitación y mantenimiento, conviven los ecos de antiguas conspiraciones junto a los más variopintos sucesos inexplicables: asesinatos, suicidios, maldiciones... Y entre los enclaves venecianos, el Palacio de Ca´ Dario es, con su fachada de mármol blanco y su torre ligeramente inclinada, sin duda, el más misterioso y enigmático de todos.


La historia de remonta a 1847 cuando, Giovanni Dario, senador y comerciante, encarga al arquitecto Pietro Lombardo la construcción del palacio, al parecer, sobre los terrenos de un antiguo cementerio templario. Terminada la obra, el palacio fue ocupado por su propietario, Giovanni Dario, su hija Marieta y el esposo de ésta, Vizencio Barbaro. Años más tarde, al poco tiempo de fallecer el senador, los Dario perdieron toda su fortuna y Marieta y Vizencio acabaron suicidándose. La propiedad de la mansión pasa a manos del gobernador de Candia, que muere asesinado en extrañas circunstancias. Su siguiente dueño, Arbit Abbdol, comerciante de diamentes de origen armenio, se suicida, arruinado, a los pocos meses de adquirir y habitar el funesto palacio.
Misterioso carnaval de Venecia
(Foto: listas.20minutos.es)
Transcurrieron los años y el enclave pasa a manos del estudioso y escritor inglés Randon Brown; convencido de haber encontrado el lugar de inspiración para sus futuras creaciones literarias. Se instala en Ca´ Dario con su amigo y amante pero, al poco tiempo, sin que se sepa el motivo, ambos deciden suicidarse. El siguiente inquilino, un norteamericano llamado Charles Brigss, también homosexual, cansado de aguantar las presiones a las que se vio sometido por sus inclinaciones sexuales, huye de Venecia y se traslada a México donde reside su amante. A los pocos días de instalarse en su nueva residencia centroamericana, se suicida. En 1960, ajeno a los caprichos del destino, el conde y escritor Filipo Giordano adquiere el palacio veneciano y acaba sus días asesinado a manos de su joven amante; un marinero serbio o croata de dieciocho años de edad. El asesino huye a Londres donde, casualmente, también es asesinado.


La mansión permanece deshabitada veintiún años hasta que, en 1981, es adquirida por Christopher Lambert (no confundir con el actor) manager del conocido grupo británico The Who. En esta ocasión, otra vez los caprichos del destino, al día siguiente de formalizar el contrato, una llamada telefónica urgente de su madre, le obliga a viajar precipitadamente a Londres. No llega a tomar posesión de su nueva casa ya que, sufre un accidente mortal al precipitarse por las escaleras de la casa materna. Pero la cadena de sucesos no se detiene. El empresario Fabricio Ferrari, también arruinado, fallece a consecuencia de un accidente de coche, cuando se dirije al domicilio de su hermana. Al día siguiente, el cuerpo desnudo y sin vida de su hermana Nicoletta, es hallado en un descampado. En 1993, otro empresario, el químico Raúl Giardini, adquiere la propiedad, entra en bancarrota, es acusado de corrupción y se suicida.


El Palacio de Ca´ Dario, custodia en su interior un tremendo secreto. Desde 1847 hasta 1993, todos sus propietarios, sin excepción, han acabado sus días de forma trágica y no han conseguido burlar la misteriosa maldición que pesa sobre él. En la actualidad la mansión permanece vacía. Pocos son los venecianos que se atreven a transitar por las cercanías del maldito enclave. Aunque, según se rumorea, los esporádicos visitantes del palacio, permanecen ajenos a cualquier tipo de maldición, al contrario, visitarlos nos puede acarrear buena suerte; siempre y cuando nos abstengamos de comprarlo o habitarlo.

INVERTIR EN CASAS MALDITAS
Mansión donde fue asesinada Sharon Tate
(Foto: pico-della-mirandola.blocspot.com
Propietarios de conocidas "casas malditas", intentan hacer suculentos negocios aprovechándose de las crónicas y leyendas negras que forman parte de su historia. Citaremos algunos ejemplos. La mansión de la actriz Sharon Tate, la esposa del director cinematográfico Roman Polanski, que fue brutalmente asesinada el 8 de agosto de 1969 por miembros de La Familia, secta liderada por Charles Manson, fue adquirida poco tiempo después de los trágicos sucesos por 86.000 dólares. Su nuevo propietario, Rudi Altobedy, conocido de la fallecida, veinte años más tarde la vendió por 1,6 millones de dólares.
Mansión del modisto italiano Gianni Versace
(Foto: blogsdelagente.com)
El modisto italiano Gianni Versace fue asesinado a las puertas de su mansión. Situada en la avenida más emblemática de Miami, en el 1116 de Ocean Drive, esta residencia, constrída en 1930 emulando a la que tenía Cristóbal Colón en Santo Domingo, se llamaba Amsterdan Palace y fue vendida en 1997 por diecinueve millones de dólares. En la actualidad el antiguo Amsterdan Palace, se ha convertido en un lujoso y selecto hotel, Casa Casuarina; privilegiado escenario de fastuosas fiestas y desfiles de modelos.
Y que decir del Castillo del Conde Drácula, en Transilvania, Rumania. Dicha fortaleza que cuenta con ochocientos años de antigüedad, está valorada en veinticinco millones de euros. ¿Te animas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada